25 febrero 2018

Preparando un nuevo hidrolato...

Este antiguo naranjo nos proporciona muchos kilos de naranjas cada año, que siempre usamos, además de para comer, para muchos de nuestros extractos. De este árbol se extraen 3 distintos aceites esenciales e hidrolatos: de naranja (de la piel del fruto), azahar o nerolí (de sus flores) y petitgrain (de sus hojas).
Así que este año hemos aprovechado algunas de sus hojas y hemos preparado un nuevo hidrolato que en breve llegará al blog... ¡petitgrain!


Lo primero que hacemos después de recolectarlas, es escoger las más tiernas y picarlas en pequeños trozos, para poder así extraer mejor su aroma.


Una vez listo, pesamos. Como siempre, nuestros hidrolatos están cargados de moléculas aromáticas ya que usamos un kilo de planta fresca por cada litro de hidrolato destilado. De esta forma son más aromáticos, se conservan mucho mejor  de forma natural y contiene un mayor porcentaje de principios activos.


Después de llenar el alambique con agua fresca de manantial, añadimos en la columna toda la planta fresca.


Sellamos el alambique, para que todo el vapor vaya directo al serpentín. Nosotros lo hacemos con una masilla de arcilla cribada.


Y después de un rato empieza a salir el hidrolato. Al principio con algo de aceite esencial, que después separaremos con el vaso florentino. Después envasamos en botellas de vidrio y esperamos a que se vuelva totalmente traslúcido, ya que recién destilado tiene este color ligeramente opaco.
Esta es nuestra pequeña muestra, que siempre dejamos para ir viendo su evolución y saber cuando está listo para poder formar parte de nuestra lista de hidrolatos.


Así que en breve aparecerá nuestro nuevo hidrolato, con mucha personalidad, con un aroma verde, muy fresco, y con muchas  propiedades purificantes. 

¿Conocíais el Petitgrain?

25 enero 2018

Caja Ramón



Esta caja regalo la preparamos hace ya algún tiempo, para un nuevo peque en la familia... Ramón.


Llena de productos para que ambos disfruten, el pequeño y su madre. Un jabón y un linimento de caléndula, una crema para el cambio de pañal, una hidratante corporal... 


...y como toque, unas sales de baño de lavanda, a juego con la caja.



Una pequeña tarjeta para que pudiesen escribirle a mano algo más personal, una simple lazada, y lista para regalarla y recibir al nuevo peque.



Y si quieres saber más sobre nuestras cajas regalo, como personalizar la tuya, y ver el resto de las que tenemos en el blog, aquí hablamos sobre ellas.

15 enero 2018

Empezando el año...


Empezamos este año 2018... con quince días de retraso, pero con la misma ganas de siempre.

Después de un año algo distanciados del blog, tenemos pensadas novedades para este año. Renovaremos algunos productos, haremos nuevos jabones, y prepararemos más material básico y recetas para que podáis hacer algunos de vuestros propios productos.

Además, estamos preparando una página que reúna nuestros dos proyectos: Achégate y Achégate Máis. Porque ambos se complementan y necesitan un pequeño espacio en común.

Así que, este año nos veremos más por el blog y, como siempre, nuestra pequeña ventana diaria sigue abierta en nuestro Instagram.

Y sin más, ¡bienvenido 2018!


* En la foto, estreno mi anual agenda "bullet journal", con los números del nuevo año dibujados y pintados con nuestro pintalabios Rouge Cerise y micas doradas naturales que usamos en nuestros productos. Los colores naturales los usamos en todos lados, que no se diga!

14 diciembre 2016

Caja David


Hace un mes preparamos esta caja regalo para el pequeño David y su madre, un detalle que nos confiaron unas personas muy queridas.


Todo en colores azules y verdes (los colores preferidos de la madre), tanto por dentro como por fuera, con productos para los dos, una crema corporal calmante, una crema para el cambio de pañal (a base de óxido de zinc), una crema facial calmante, un jabón de caléndula y un aceite relajante "Dulces Sueños" para compartir el bebé y su madre.



Como toque final, un sencillo lazo... a una caja  con muchos detalle y llena de cuidados naturales para el más peque.


Y si quieres saber más sobre nuestras cajas regalo, como personalizar la tuya, y ver el resto de las que tenemos en el blog, aquí hablamos sobre ellas.

16 septiembre 2016

Promoción Septiembre 2016


Para terminar septiembre con buen pie e ir cogiendo el ritmo poco a poco, tenemos un pequeño detalle hasta final de mes. Todos los pedidos de más de 20€ que recibamos hasta el día 30 de septiembre (incluido) tendrán un 15% de descuento, (de forma directa, sin códigos ni avisos).

Y como siempre, en nuestro catálogo puedes ver de un vistazo todo lo que tenemos en el blog.

Así que sin más, volvemos poco a poco al blog, y si tenéis alguna sugerencia para esta nueva temporada... ¡somos todo oídos!

09 mayo 2016

Caja Xoan


Preparamos esta caja para Xoán ya hace algún tiempo, en pleno invierno. Era un regalo de una amiga para unos padres muy musicales (ambos profesores de piano) y su nuevo peque.


Algo sencillo, con productos multiusos: un jabón de caléndula, un linimento oleocalcáreo de caléndula, una manteca batida antiestrías y unas sales de baño de lavanda.


Un lazo y una tarjeta para poder escribirle algo más personal.
Sencillez y un pequeño toque de sobriedad, es lo que nos inspiró en esta caja invernal con inspiración musical.



Y si quieres saber más sobre nuestras cajas regalo, como personalizar la tuya, y ver el resto de las que tenemos en el blog, aquí hablamos sobre ellas.

29 marzo 2016

Aceites esenciales puros

Los aceites esenciales son la esencia de la planta aromática tras ser extraída por destilación (aunque podríamos incluir también, a aquellos que se extraen por otros medios, como la presión, en el caso de los cítricos).

Únicamente un 10% del reino vegetal es capaz de producir esencias (que sean percibidas por el ser humano). Y cada familia botánica presenta una forma diferente de secretar esas partículas aromáticas, por lo que su recolección y aprovechamiento varía de unas especies a otras y, por lo tanto, su precio*.

Son altamente concentrados, muy volátiles y, aunque se denominen “aceites”, son ligeros y no grasos. La gran mayoría de ellos, son incoloros o de un amarillo pálido, exceptuando raras excepciones, como será el caso de la manzanilla o el tanaceto, que serán de un color azulado, o el en el caso de los cítricos (que se obtienen por presión en frío de las pieles de sus frutos), de colores naranjas, amarillos o verdes en función de la fruta.

Los aceites esenciales se disuelven  fácilmente en aceites vegetales y alcohol (incluida glicerina). También en otros medios, como leche (para baños) o en miel (para ingerir). No se disuelven en agua, aunque quedarán sus partículas dispersas, mediante agitación previa, es recomendable emplear un dispersante, para evitar daños con aceites esenciales, que no deberán usarse puros.



Precauciones que deberemos tener en cuenta:

-   Por su alta volatilidad, perderán progresivamente su acción si no se mantienen en recipientes estancos. Después de cada uso, deberás cerrar herméticamente el bote de aceite esencial para preservarlo.
-   Por su alta sensibilidad a los rayos ultravioletas, que modifican su estructura bioquímica, los mejores recipientes para conservar los aceites esenciales son aquellos de vidrio actínico (marrón, verde o azul). NUNCA almacenar aceites esenciales puros en plástico, ya que además de “pervertir” sus propiedades, se “comerán” literalmente el plástico.
-   No emplear los aceites esenciales sin previamente diluirlos, sin un conocimiento previo exhaustivo. Algunos, como la lavanda o el árbol de té, pueden emplearse directamente, pero otros deberemos dispersarlos en algún medio (aceite, alcohol, miel, leche…).
-   Buscar aceites esenciales bien etiquetados:
  • Que no den lugar a confusión: las palabras fragancia, esencia (aunque podamos leer esencia natural o aromática) no identifican claramente a un aceite esencial puro.
  • En los que podamos saber qué tipo de planta estamos empleando, con su nombre científico (para evitar confusión) y, a poder ser para más información con su quimiotipo (thymol, verbenono, cineole… hablaremos de ello en otra ocasión).
  • Lugar de procedencia: a ser posible, saber en que país ha sido producido y destilado.
  • Cultivo: por lo general aparecerán diferentes opciones: convencional, ecológico y silvestre. De todas ellas, deberemos tener en cuenta, que en cultivo convencional, todas las partículas de pesticidas, fertilizantes químicos, etc. formarán parte de nuestro aceite esencial, que estaremos usando para nuestro tratamiento y bienestar, lo que será de dudosa seguridad.


Es por ello, que a partir de ahora,  ponemos a vuestra disposición algunos de los aceites esenciales más comunes. Todos ellos ecológicos o silvestres, en envase de vidrio actinico marrón, de 10ml de capacidad, con gotero.



10 ml
Árbol de té (malaleuca alternifolia)
4,8 €
Citronela (cymbopogon winterianus)
3,5 €
Eucalipto (eucalyptus globulus)
4 €
Lavandín (lavandula burnatii)
4,3 €
Limón (citrus limonum)
4,3 €
Menta (mentha arvensis)
4,3 €
Naranja (citrus sinensis)
3,5 €
Romero (rosmarinus officinalis sb cinéole)
4 €


Brevemente explicamos algunas de sus propiedades,  aunque iremos ampliando con una ficha personal para cada uno (próximamente):

Árbol del te: Antibacteriano y purificante, es muy utilizado en caso de infecciones bucales y cutáneas. Se emplea en casos de acné, aftas, hongos, de forma directa o como parte de un preparado. Uno de los básicos para toda la casa y la familia.

Citronela: ampliamente usado en el hogar como repelente de mosquitos, hormigas y otros insectos. También aliviará las picaduras producidos por ellos. También conocido por aliviar migrañas, artritis y tendinitis.

Eucalipto: refrescante y balsámico, es conocido por sus múltiples virtudes sobre el sistema respiratorio. Expectorante, utilizado en caso de bronquitis y sinusitis, tanto en difusión, como en masaje.

Lavandín o Espliego: calma y cura quemaduras y picaduras. Alivia el estrés y la nerviosidad. Descontracturante y antiinflamatorio, se emplea en masaje para aliviar dolores, y será un gran aliado para antes y después del deporte y/o esfuerzos. En el hogar, será una elección segura para ambientar y limpiar toda la casa.

Limón: purificante y refrescante, se emplea en caso de pieles grasas, tratamientos para tonificar la silueta y para las uñas frágiles. Su aroma agradable, lo hará un aceite excepcional para aromatizar la casa, y formar parte de muchas recetas caseras de limpieza. En la cocina, será un aliado para tus postres y otras preparaciones sustituyendo a la ralladura de cáscara de limón! Solo una precaución, es un aceite esencial fotosensible, por lo que no podemos exponernos al sol hasta 8 horas después de una aplicación cutánea.

Menta: tónico y refrescante, ideal para calmar dolores musculares, y en masaje o difusión, solo o combinado, para revitalizar cuerpo y espíritu. Formará parte de tus dentífricos caseros, o para preparar un refrescante mojito.

Naranja: calmante y reequilibrante, tanto en difusión como masaje, aliviará el insomnio y recargará de bienestar toda tu casa. Al igual que el limón, en la cocina, será un aliado para tus postres y otras preparaciones sustituyendo a la ralladura de cáscara de naranja!
Solo una precaución, es un aceite esencial fotosensible, por lo que no podemos exponernos al sol hasta 8 horas después de una aplicación cutánea.

Romero: conocido como tónico mental, es utilizado en caso de fatigas y pérdida de concentración. También usado para afecciones reumáticas y será un gran aliado de tu cuidado capilar, fortaleciendo el cabello, aliviando la caspa, y haciendo desaparcer y previniendo los molestos piojos.


¿Quieres ver algunas recetas para sacarle partido a tus aceites esenciales? En los tutoriales encontrarás algunas ideas...




* El escaso rendimiento de los aceites esenciales son la causa de su elevado coste. Pongamos un ejemplo de rendimiento: para obtener 1 kilo de aceite esencial de rosa damascena, es necesario recolectar 400 kg de rosa damascena (1 hectárea de cultivo aprox.) y además recolectarla en menos de 10 horas. En el otro extremo, solo se necesitan 7 kilos de clavo para obtener 1 kg de aceite esencial de clavo.